Enfermedades del aparato reproductor femenino pdf

  • admin
  • Comments Off on Enfermedades del aparato reproductor femenino pdf

Cuando afecta el riñón derecho es debido a la dextro-rotación del útero. Las anomalías congénitas del tracto urinario, la historia de pielonefritis previa o la presencia enfermedades del aparato reproductor femenino pdf litiasis en cualquier segmento del sistema, aumentan la posibilidad de desarrollar esta enfermedad durante la etapa de la gravidez.

Para que podamos calificar un estado, de pielonefritis gravídica se necesita, por tanto, no solo el hallazgo de gérmenes en la orina, sino también los signos de infección y de la supuración. Los síntomas casi siempre aparecen de forma repentina, estos son: fiebre, escalofríos, dolor lumbar, disuria y polaquiuria. El término no se debe utilizar en ausencia de dolor lumbar. El tratamiento de las pacientes con pielonefritis durante el embarazo es mucho más intenso.

Provoca que aparezcan una serie de signos y síntomas relacionados. El alcohol y el azúcar. En la postpubertad, que pone en evidencia la presencia de un bulto que empuja a la vejiga hacia adelante y la vagina hacia atrás. Esto puede agravar consecuencias tales como la ansiedad, principalmente el uso de praziquantel asegura la eliminación completa del parásito. Ayudando así a la formación de cálculos renales. También pueden verse en pacientes con procesos febriles, y a su vez formados por tubos ramificados en cuyo interior se desarrollan los óvulos.

Estas pacientes suelen beneficiarse con terapias rigurosas que permitan manejar la fiebre, los problemas de hidratación y los desequilibrios electrolíticos, además de la infección. Se tiene que considerar una complicación grave de la gestación por sus complicaciones sobre el feto, la madre y su elevado índice de recurrencias. Los gérmenes que se encuentran en esta patología son los mismos que en la bacteriuria asintomática. La infección ascendente tiene lugar por la red linfática periuretral, en caso de infecciones crónicas de la vejiga en su porción musculoconjuntiva y de sus tejidos vecinos. La infección hematógena sucede en los casos de infecciones locales con bacteriemia.

Estos gérmenes llegan a veces al riñón y son allí detenidos, y otras veces eliminados por la orina, sin más consecuencia. Pero si hay estancamiento urinario pueden producir una pielonefritis. Por último, el paso de gérmenes del colon al uréter y pelvis está perfectamente demostrado, a condición de que haya estancamiento del contenido intestinal. Esta estancación del contenido intestinal es, como se ve, una circunstancia previa favorecedora muy importante de la infección que nos ocupa. Como ya sabemos en la mayoría de los casos la infección se produce durante el embarazo por gérmenes del colon. Estos llegan hasta las vías urinarias por la vía linfática o hematógena.